Noviembre

Me había propuesto dos objetivos para este mes, hoy, veintisiete días después, afirmo que ya no tiene solución.

Lo primero era hacer más ejercicio, dejé de hacer footing o caminatas cuando me torcí el pie hace mucho y todavía no había vuelto. Los primeros días fueron intensivos, hasta ganarme unas dolorosas agujetas, y en eso quedaron.

Lo segundo fue enfrentarme al reto de escribir “una novela” en 30 días bajo la web del #NaNoWriMo. Ahí el objetivo es escribir 50.000 palabras, el mío era de 30.000 y apenas he escrito 3.000. Tenía concepto pero no historia.  Por la estructura escogida cada dos páginas debía empezar de nuevo una narración con personaje nuevo, lo que era facilitar y complicar el reto al mismo tiempo.  Lo demás son excusas por las cuál no le he dedicado más tiempo.

Noviembre, un mes en medio de nada que bien sirve para cumplir las metas pendientes antes de fin de año, pero sin embargo puede resultar suficientemente tarde, para acabar nada.

Deja tu comentario.