Repaso del 2019

A pesar de que me lo propongo cada año, nunca veo el momento de venir al blog para hablar de mis proyectos y de otras cosas. Más por falta de tiempo que por pereza pero por suerte el repaso anual no me lo salto. Que luego esto lo lean cuatro gatos es lo de menos.

El año de…
no me lo explico, no he llegado a completar muchos objetivos que tenía aunque tal vez sea a causa de estar implicado en demasiadas cosas y siempre con la sensación de no haber hecho nada por la falta de beneficio, de independencia y de sentirme con las manos atadas.

Ha sido el año de cumplir un sueño, el de conocer a Daniel Clowes. Desde el instante en que supe que vendría a Barcelona ha sido una preocupación ¿y si no logro que me firme un cómic? ¿y si no logro verle?… finalmente pude entrevistarle (de aquella manera, mal, por las condiciones de Ficomic), regalarle una totebag con cómics de mi hermano y mío, me firmó un par de cómics y para colmo me regaló la hoja de dibujos que realizó en vivo durante su charla que me dedicó.

El resto lo comentamos por puntos.

Proyectos:
No hubo otra entrega de mi fanzine torpe, tampoco comencé con un cómic largo (aunque no haya dejado de pensar en ello todo el año) pero sí he dibujado algo. Lo que comenzó a organizarse a finales del año pasado veía la luz para el Graf BCN en marzo, se trata de Proezas fanzine, un proyecto en el que retomo los lápices con un cómic de detectives que homenajea a Roberto Alcázar y Pedrín, además de ser una nueva excusa para rondar por ferias de cómics y fanzines con el que he acudido a trece de ellas en Barcelona, Madrid, Guecho, Valencia, Girona y Zaragoza. Obtuvimos una nominación a Mejor Fanzine en los premios Carlos Giménez que conceden el Heroes Comic Con de Madrid. También ha sido motivo para ser entrevistado en El Punt Avui, The Objective, Masa Madre de Radio CanFabra.

Posando con ejemplares de Proezas fanzine

Con Underbrain ha sido complicado mantener la constancia en el último medio año, algo que lamento mucho y espero compensar el próximo año que justo cumple 10 años, meses llevo intentando organizar la celebración sin que nada cuaje y quedan menos de dos meses. Ya no es solo la web, este año creé Underbrain Bookstore, una librería online especializada en cómics autoeditados y fanzines en el que he ido metiendo artículos logrados en las diferentes ferias, para ser un primer año está yendo bien pero, como con todo, debería meterle más caña. Con la editorial Underbrain Books estoy muy contento, han sido seis títulos nuevos (Pumpkin Spice conoce a su creadora, Sin Reposo, Night monsters, Reno Royal, El crepúsculo del murciélago y Cardio), que luego las cuentas sean empate, sin perdidas ni beneficios, plantea serias dudas de sí podré vivir del aire algún día.

La Gaceta Uncut ha sido otro de los proyectos que me han mantenido ocupado y ni siquiera he podido escribir todo lo que me hubiese gustado, pero ha cundido dentro de lo malo con ocho entrevistas y cuatro reportajes en vídeo, varias newsletters y algún texto, hubo un nuevo intento frustrado de sacar una edición en papel.

Oh! comics fest crecía en esta segunda edición con más espacio, más mesas y más expos… lo que ha supuesto más trabajo. Ah, y moderé una charla con Juanjo Sáez, Jordi Coll y Jaume Fibla. Finalmente salió exitosa a pesar de algunas caras largas, lo normal es pensar que este 2020 habrá más, veremos.

También estuve de forma intermitente con Fanzinepedia, con varios rediseños y reprogramaciones de la web durante el año, ahora ando creando nuevas fichas con el propósito de hacer ese anuario, en el primer semestre confeccioné una lista de los fanzines editados en 2019 que tenía registrados para su difusión. Quiero hacerlo de forma regular, añadir los títulos de la librería online y próximamente crear el apartado de autores, por ahora hay el de fanzines y festivales.

Como ya he mencionado antes, hice un par de expos este año, comisarié una dedicada a los fanzines de los años 90 con el que me entretuve buscando y seleccionando ejemplares de entonces, originales cedidos por sus autores y escribiendo unos pocos textos sobre sus trayectorias. La otra expo es sobre el cómic «El subsuelo» de Víctor Solana, una muestra de su concepción con bocetos, storyboards, originales y reproducciones finales a color.

Y todo ello manteniendo sus correspondientes redes sociales (como las odio).

Charla a los alumnos de La Llotja

Vida profesional…
Después de cumplir el año como autónomo lo dejé, en cuanto me subió la cuota y pasé un par de meses sin ingresos, es inviable. Apenas facturé un par de ventas, trabajos webs y colaboraciones del sextimebcn. Ocupado en ferias y todo el jaleo descrito antes… dejé para el 2020 ponerme a buscar un empleo (algo que me remunere el tiempo, visto que lo que hago yo no sé cobrarlo y otros sí consigan vivir de ello), mañana mismo tocará actualizar el curriculum.

De todos modos, este año publiqué de nuevo en el Anuario de cómics esenciales 2018, editado por Jot Down Books, un par de reseñas de cómics («Esclavos del trabajo» de Daria Bogdanska y «El método Gemini» de Magius) y un artículo final haciendo un poco de justicia en el que trato los fanzines, las ferias y cómo las editoriales le comen el terreno. Este año comencé a escribir para Aux Mag de forma puntual: entrevistas, reseñas de libros y cómics. Y lo pasé pipa realizando una charla de fanzines para los alumnos de La Llotja (imagen superior).

Sin olvidarme que ejercí como presentador de cómics, de los editados por Underbrain books para «Sin Reposo», «Night monsters» y «Cardio», pero también para el cómic «Lobomalo» de Fran Mengual en Norma Cómics (¡gracias!).

Vida social…
No me perdí el Americana, mi festival de cine favorito, acudí a unas pocas actuaciones musicales y logré estar en Primavera Sound por primera vez gracias a un intercambio de trabajo por pase lo que me permitió ver en directo a Courtney Barnett, Miley Cyrus o Rosalía por mencionar algunas.

He disfrutado de las ferias más que en otras ocasiones y mi visita a Madrid dio para mucho por ejemplo, acudir al 15ª aniversario de Caballo de Troya de donde extraigo el siguiente gif de su vídeo reportaje.

Bouman social

Luego he sufrido de varios «ghosting» cuando menos me los esperaba porque la gente tiene la piel muy fina y no puedes decir verdades, suerte de los compis y la constante que ha hecho menos insufrible el año.

Películas, novelas, cómics, fanzines…
Sería divertido contabilizar qué veo y leo cada año. Llevo años apuntando qué películas y documentales veo en mi perfil de Letterboxd, también, después de dejar de usar goodreads porque es un tedio apuntar lecturas raras que no existen en la plataforma, he fotografiado y compartido mis lecturas (sean cómics, novelas o fanzines) en los stories de instagram que puedes ver en este destacado. Las series quedan excluidas pero este año destacaría, sin duda alguna, Euphoria cuya estructura narrativa y estilo de realización me flipa.

En total han sido 136 películas y documentales, siendo mi favorita «Parasite» y 81 entre cómics, fanzines y novelas de la que destacaría «Esos días que desaparecen».

Retrato depresivo de Euji Robotto

Otros…
Comencé a dejarme el pelo largo, otra vez, curiosamente fue hace 10 años de la anterior vez.

Un año de conseguir ARTE con el consiguiente problema de no poderlo exponer en condiciones todavía, además del original de Daniel Clowes, se suma Rallitox, Sara Bea e incluso el fantástico retrato depresivo que me hizo Enuji Robotto (imagen superior).

2020
Acabo el año estresado por todo lo que quería hacer y no pude antes de que suenen las campanadas, un poco decepcionado con los balances mediocres de algunos proyectos pero con la vista en el próximo año con varias expos ya previstas, nuevos títulos para Underbrain books encaminados, el compromiso personal de escribir (y leer) más para Underbrain Mgz, con la idea de desarrollar la novela gráfica (como si eso fuese a sacarme de pobre) y buscar empleo que echará por los suelos todo lo demás. Ojalá se obre el milagro y surja un espacio de trabajo que me permita desarrollar todo en condiciones. Y, sobretodo, donde darle cancha libre a Iris, un año que curiosamente se ha subido mucho a mi espalda y ahora duerme en mi regazo. ♥

Iris ♥ 2019

Repaso del 2018

Hace diez años (2008) arrancaba esta cita anual con el blog a partir de que me preguntasen ¿qué tal te ha ido este año?, desde entonces no he faltado a la cita salvo en dos ocasiones (2010 y 2015). Lo cierto es que no he aparecido por el blog en todo el año hasta ahora, veamos que me ha tenido entretenido tanto.

El año de…
trabajar mucho pero sin que se note demasiado. De hacerme autónomo sin mayor proyección que seguir en la precariedad pero legalmente. De todas formas, parece que ha sido un año en que las cosas han salido porque tocaban, aunque estoy en nuevos jaleos todo ha aparecido por pura inercia y/o por desencadenante de lo que he ido realizando en años anteriores, pero nada fácil, siempre con esfuerzo.

Proyectos:
Podría decirse que este año cierro la etapa Paranoidland desde que en 2015 comenzara con el fanzine. Tras obtener el premio a Mejor Fanzine del Salón del Cómic de Barcelona el año pasado, este 2018 hemos publicado el integral (con todos los números en un solo volumen) en coedición con Ediciones La cúpula. También he realizado una exposición de los fanzines con originales y más durante el Salón del Cómic de Barcelona (abril), y otra (durante seis semanas, dic-ene) en la Biblioteca Ignasi Iglesias Can Fabra con una gran retrospectiva desde nuestros orígenes (Miguel y yo) hasta la propia exposición.

Fotografía de Reme Olivencia (@o_s_a_n_e)
Visita guiada de la exposición dedicada a Paranoidland en la Biblioteca Ignasi Iglesias Can Fabra

Además de publicar el integral de Paranoidland, este año he participado en otra publicación que me hace especial ilusión, el Anuario de cómics esenciales 2017 editado por Jot Down Books. Este libro recoge artículos que hablan de una selección de 100 cómics editados en España durante el año anterior, tuve ocasión de hablar de dos realizado por autoras donde tratan temas importantes como el feminismo y las relaciones tóxicas: Idiotizadas de Moderna de Pueblo y Poncho fue de Sole Otero.

Underbrain sigue siendo el pilar principal de mi ocupación a lo largo del año, a pesar de haber bajado la cantidad de artículos publicados este año, las cifras de visitas son escandalosamente altas superando el cuarto de millón. Con Underbrain Books tampoco me quedo corto, habiendo publicado siete títulos nuevos, el integral de Paranoidland y seis dentro de la colección de cómics en GRAPA que inicié en 2017, títulos con autores nunca antes publicados en España o publicando a talentos nacionales (La cola, Apartamento número 3, Presa, Mª Luisa y Stán, Los defensores de Diamante y Lincoln, la venganza) y con los que he acudido a once ferias (de Barcelona y Valencia)

Tras un fallido intento de levantar una publicación impresa especializada, y que me llevó a fotografiar a Caomei Bala en mi primera sesión de fotografía erótica (después vendría Verónica Leal y Canela Skin), comienzo a formar parte íntegra de La Gaceta Uncut. Tras haber colaborado en el pasado con la web, en verano entré removiendo los cimientos con la intención de ayudar a mejorar esta página, ya de por sí, referente del sector de ocio para adultos en España.

Fotografía de La Gaceta Uncut (@lagacetauncut)
Realizando la primera sesión de fotografía erótica con Caomei Bala

Si hay algo importante que ha nacido este año y con el que he estado trabajando buena parte, esto ha sido el festival de fanzines y cómics alternativos Oh! comics fest. Desparece la feria que organizaba de unas horas, que era Atom fast market, para dar paso a un festival de tres días (celebrado del 30/11 a 2/12) en el Auditorio de la Biblioteca Ignasi Iglesias Can Fabra, con casi una treintena de expositores, cuatro actividades con una quincena de participantes y tres talleres, todo de acceso gratuito. Estaba solo al frente pero durante la feria conté con la grandiosa ayuda de mis hermanos, Joe Spinell, Belén R. y LLuïsa P. haciendo que el evento fuese todo un éxito. Actualmente ya con la cabeza puesta en la futura edición del 2019.

Aunque para este año quería ponerme en serio a realizar un cómic largo, finalmente solo he podido dibujar un número más del fanzine torpe, ni siquiera los dos que me había propuesto por año. Pero lo acabo enredado en un nuevo fanzine colaborativo como editor y autor que saldrá a comienzos de 2019 y en el que mañana mismo cojo el lápiz y me pongo a trabajar.

Vida profesional…
Ya lo comentaba al principio, en 2018 regresé a la religiosidad de pagar impuestos y la cuota de autónomos de forma regular sin tener la garantía de cobrar un salario mínimo interprofesional. Trabajé llevando las redes sociales, realizando vídeos y fotografías durante siete meses (may-nov) para el Salón Erótico de Barcelona. Oportunidad que me ha llevado a ver como mi trabajo gráfico (a la sombra) se multiplicaba en medios impresos, cuentas de artistas y más.

Este año se ha presentado invitaciones que no podía rechazar, como ser miembro del jurado de un show de escritura en vivo, dar una charla sobre creación audiovisual y redes sociales a profesionales durante un sextimebcn o ejercer de presentador del magnífico cómic El método Gemini de Magius, tantas veces he estado al otro lado en las presentaciones y Autsaider Cómics me encomendó tal misión, gracias.

Vida social…
No he estado especialmente ocioso, pero el acudir a presentaciones y ferias de cómics, cenar con el grupito y ver algunas personas y dejar de ver a otras de forma continuada, te animan. Pero aún así he podido ver algunas actuaciones en directo como a Nubla, Motorzombis o Xnight. También conocer y/o entrevistar a Mai Blanco, Pablo Carranza, Ralf König, Sergio Mora. Sin olvidar toda la nueva gente que estoy conociendo con La Gaceta Uncut como Natty Mellow, Verónica Leal o Francys Belle, por mencionar a algunas.

También me entrevistaron en Underdogs: Excelencia en el «Do it Yourself”

Fotografía junto a Ralf König y Bymartínez

Otros…
Siendo el 20º aniversario de Bouman Studios no hice nada por celebrarlo, lo dejaremos para más adelante. Por ahora, en unos meses se cumplen nueve años de Underbrain pero ya pienso en cómo celebrar el décimo aniversario, no vaya a ser que luego no me de tiempo de organizarlo.

2019
Hace unas semanas, tras haber cumplido con la exposición retrospectiva de Paranoidland, la organización de Oh! comics fest y dejado el trabajo de redes sociales del SEB esperaba encontrar la paz… pero tenía ante mí una gran montaña de cosas por hacer y el agobio se apoderaba de mí. Y por si no fuera suficiente, me embarco en nuevos proyectos para el 2019 que no voy a desvelar ahora pero que ya te digo que me van a faltar horas al final del día… debe ser que es pura gasolina para motivarme a seguir adelante, de otro manera no me lo explico. En cualquier caso, sigo en la búsqueda de asentarme financieramente de alguna manera pero dando tumbos.

También quiero revivir Fanzinepedia que ha estado todo 2018 paralizado, porque mi relación con los fanzines es de amor-odio y no sé vivir sin ellos.

Fotografía de Henar Bengale (@henarbengale)
En Fatbottom

Me da la sensación de que me dejo cosas, ha sido un año agitado de muchas cosas y variadas. Pero me salen cosas como el reencuentro con Laura Lee Bahr, Hernán Migoya, Fran Fernández, Noa… pero iré acabando con algo que también se ha convertido ya en un tradición con este repaso, y es contar con Iris en mi regazo mientras escribo estas líneas. ♥

Iris ♥ 2018

Entrevista en Psychonauts

Psychonauts es una web especializada en entrevistar gente a la que admiran. Podemos encontrar desde escritores, músicos a diseñadores gráficos o humoristas, una selección muy cuidada de personas con carácter y singularidad. Por lo que fue una grata sorpresa que Alejandro Serrano Sierra, responsable de la web, quisiera entrevistarme como realizador y principalmente por ser el editor de underbrain (¡gracias!).

En un rifirrafe de archivos word respondí de forma casi ininterrumpida las preguntas que me formulaba en un día en que el agobio me llegaba hasta las cejas, al día siguiente fue simplemente repasar y completar frases inconexas pero sin querer pulir o adornar nada, ese era yo… para bien o para mal.

Bouman Iris para Psychonauts

Se publicó ayer con cierto éxito, y me sucedieron las sorpresas una detrás de otra, gente que lo compartía por la redes sociales, comentarios de algunas personas que tampoco pensé que fueran a interesarle lo que uno tuviera que decir y así.

En este enlace disponéis de la entrevista en la que en cierto sentido me desnudo ante el público y digo las cosas como las pienso. https://web.archive.org/web/20150122215120/https://psychonauts.es/bouman-underbrain-magazine/

Underbrain tube

Hoy ha visto la luz una idea que llevaba tiempo queriendo realizar. Una especie de magazine cultural en Internet, lo que vendría siendo una extensión audiovisual de Underbrain Mgz. Mezclando formatos como el de los vlogs, minireportajes con voz en off y concursos televisivos de preguntas da como resultado lo que ha acabado siendo Underbrain tube.

Bouman en Underbrain tube

Ahí pretendo aunar críticas y recomendaciones de libros, cómics, cine, música,… también pequeñas grabaciones cubriendo eventos como conciertos, presentaciones o expos. En ocasiones mini-entrevistas, y en otras, un juego de preguntas con vloggers, por el mero hecho de divertirnos. Todo en clips de 1 minuto aprox. y en entregas semanales (todos los miércoles a las 12:00).

El primer «programa» apenas lleva 12 horas en público y ya tengo un feedback por parte de amigos y desconocidos. A rasgos generales ha gustado mucho y me han felicitado por la iniciativa. Esto anima a cualquiera a seguir adelante.

Es casi mi primera experiencia delante de las cámaras y aunque no termino de estar todo lo contento que podría, estoy satisfecho. Espero mejorar con el tiempo y la práctica.

El placer de editar

El trabajo del editor es un poco como el de los técnicos de sonido, cuando se realiza bien nadie se acuerda de ellos, pero cuidado con que algo se oiga mal, todos se acordarán de sus madres.

Parece ser que pocas cosas realmente me hacen sentir «feliz», o así me lo hacen saber. Uno de los motivos que me hace feliz es cuando veo que el fruto de mi esfuerzo ha merecido la pena. La última alegría, en esta pésima época personal y general, tiene mucho que ver con Underbrain Books. La editorial que creé hace cosa de año y medio.

Siempre me he volcado en ayudar a los demás, editar en cierto sentido se parece mucho a eso.

Desde que me lancé a editar mi cabeza empezó a girar en un nuevo sentido, veía la posibilidad de ayudar a muchos autores y artistas con potencial que con un pequeño empujón podían conseguir grandes cosas. Mucho antes de que los primeros libros de la editorial viesen la luz, vi por Internet unos dibujos de casualidad, su estilo me encantó, así que escribí a su autor, Fran Fernández, para interesarme por su trabajo. En menos de un mes ya estábamos hablando del proyecto y exactamente un año, seis meses y un día después del primer contacto, el proyecto, que es un cómic, Desastre, me llegan las copias impresas al estudio.

El placer de editar se resume en abrir la caja, coger uno de los ejemplares y ojear sus páginas por primera vez.

Cada título de la editorial es para mí un proyecto especial, pero con Desastreen concreto, le tengo un poco más de aprecio. Porque, y espero que no suene descabellado,  si no hubiese entrado en contacto con el autor ese 26 de marzo del 2012 por Facebook, hoy este fantástico cómic tal vez no hubiese existido nunca."Desastre" de Fran Fernández

 

Produciendo los «Plush» de Rallitox

Rallitox es un artista urbano que busca transgredir, no solo en cuestiones artísticas y morales sino neuronales. Poner al espectador fuera de sus cabales para que sus acciones empiecen a descarrilar el transcurso normal de las cosas. Desestabilizar la zona de confort de la sociedad y así conseguir verdaderos cambios.

Tuve el inconmensurable placer de conocerlo hace tres años cuando le entrevisté para Underbrain Mgz. Lo traigo a colación porque en breve, el cuatro de octubre, edito su cómic Las fabulosas aventuras de Rallito-x (y el pulpo Max) en Underbrain Books y para tal ocasión le propuse lanzar una exclusiva edición limitada de Plush (muñecos blandos, tipo peluche) de sus Spirits. Ya, a los pocos meses de conocerle, le propuse lanzar un toyz pero su producción era más que costosa pero ahora, desde una nueva perspectiva, está siendo una realidad.

Spirits esperando a que le acojan. Un Spirit de Rallitox embolsado.

Encargándome de toda de toda la producción, será un total de 25 unidades firmadas y numeradas por Rallitox. Los plush están realizados de forma artesanal, los materiales: fieltro blanco en el que serigrafié el diseño del Spirit en tinta negra, algodón, aguja y hilo negro. El resultado es cuanto menos maravilloso, un muñeco blando de una altura de 25 cm aprox.

Con la colocación de la etiqueta firmada enviada desde Berlín, actual residencia de Rallitox, y el embolsado logramos la presentación final del plush. Si estas pensando en adquirir uno de estos lo encontrarás de forma exclusiva en esta tienda online seleccionando en el desplegable «toyz».

 

Imágenes y vídeo colgado originalmente en el instagram de Underbrain.